COCINA PARA EL EQUILIBRIO HORMONAL. PROGRAMA DE ALIMENTACIÓN PARA RESTAURAR LA VITALIDAD, POTENCIAR EL ESTADO DE ÁNI

COCINA PARA EL EQUILIBRIO HORMONAL
Ficha técnica
Editorial:
GAIA EDICIONES
Año de edición:
Materia
Dietética y Nutrición
ISBN:
978-84-8445-845-6
Páginas:
384
Encuadernación:
Cartoné
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata

28,00 €
Comprar

Un programa innovador con recetas de gran valor nutricional que equilibrarán tu salud y tu estado de ánimo
Millones de mujeres de todo el mundo sufren desequilibrios hormonales que se traducen en diferentes trastornos, como aumento de peso, fatiga, insomnio, pesadez mental, depresión, fibromas, afecciones tiroideas y problemas digestivos, entre muchos otros. La buena noticia es que es posible corregir casi todas estas alteraciones.
Magdalena Wszelaki, experta en hormonas y nutrición, lo ha comprobado de primera mano. El complejo cuadro de hipertiroidismo, enfermedad de Hashimoto, fatiga suprarrenal y dominancia de estrógenos que desarrolló en su juventud la empujó a buscar una nueva forma de alimentación capaz de regular sus hormonas y mantener su organismo en buenas condiciones. En la actualidad, ya recuperada y sin síntomas, se dedica a enseñar estrategias prácticas y eficaces con las que otras mujeres también pueden recuperar la salud.
Sus planes de acción, desarrollados a partir de investigaciones científicas recientes y programas alimentarios creados por ella misma, te explicarán qué debes eliminar de tu dieta diaria y qué tienes que añadir para recuperar el equilibrio hormonal. Descubrirás también más de 125 sabrosas recetas antiin?amatorias fáciles de preparar, que además no contienen gluten, lácteos, soja, maíz ni solanáceas, llevan muy poco azúcar y son compatibles con la paleodieta, la paleodieta para la autoinmunidad, la dieta anticándida y las dietas bajas en carbohidratos de cadena corta.
Con Cocina para el equilibrio hormonal conseguirás excelentes resultados con el mínimo esfuerzo, y disfrutarás de platos tan sabrosos como las tortitas con salvia y boniato, el pollo con estragón glaseado con miel o el batido de chocolate con cerezas.